¿Qué foco es el adecuado para mí?

Elección del foco adecuado

Elegir el foco adecuado es encontrar el equilibrio entre ahorro energético, comodidad, durabilidad, costo y compatibilidad. Cada área de una casa o una oficina requerirá diferentes tipos de luz y presentará diferentes oportunidades de ahorro. Utilice el cuadro y la información en esta página para escoger el foco adecuado para sus necesidades de iluminación.

Focos incandescentes

Los focos incandescentes proporcionan una calidad de luz intensa y cálida, excelente para la interpretación del color y la controlabilidad sin embargo, son los menos eficientes.

Foco CFL enroscable
Focos ahorradores, LFC o CFL enroscables

Los Focos ahorradores, LFC o CFL enroscables son de bajo consumo energético y tienen mayor vida útil que cualquier otro tipo de foco. No obstante, proporcionan una luz menos agradable, el encendido es lento, pueden parpadear y no son desechables debido a su contenido de mercurio. La mayoría no atenúan bien con algunas excepciones.

Foco halógeno
Focos halógenos

Los focos halógenos, una variedad eficiente de iluminación incandescente, son hasta 30% más eficientes que los focos incandescentes tradicionales. Cuando se atenúan en un 30%, estos ofrecen muchos de los beneficios de los Focos ahorradores, LFC o CFL e incandescentes comúnes, pero sin las desventajas.

Reglas generales

Utilice un foco halógeno con un atenuador si:
  • La calidad de la luz es importante.
  • Desea obtener ahorro energético además de un ambiente determinado.
  • Prefiere controlar la luz con atenuadores, temporizadores o sensores.
Utilice un foco CFL, posiblemente con un atenuador, si:
  • La calidad de la luz no es importante.
  • No hay riesgos de que niños o animales rompan el foco.
  • Desea máxima luz con un mínimo consumo energético.
  • No necesita sensores ni temporizadores.

Consideraciones para la elección de un foco.