Errores más comunes en la iluminación del hogar

Errores más comunes en la iluminación del hogar

La iluminación artificial resulta de especial importancia a la hora de crear un determinado ambiente en nuestra vivienda. Por eso es preciso que aciertes en la elección de las lámparas, bombillas y focos.

Errores más comunes en la iluminación del hogar

Es preciso que seas previsor para no cometer errores que luego pueden llegar a ser difíciles de modificar. Por eso te damos a continuación una lista con los fallos más comunes en la iluminación del hogar:

  1. Por lo general pensamos que con una luz principal será suficiente para alumbrar una habitación, pero estamos equivocados. Es necesario que las adaptemos a las necesidades de cada momento. Lo más normal es que necesitemos una luz principal y otras fuentes de iluminación en zonas determinadas como pueden ser encima del espejo del baño, la mesa del comedor o una luz de lectura.
  2. Hay que tener claro qué ambientes precisan de luz blanca y cuales son los que necesitan de luces amarillas. En el caso de equivocarte puedes llegar a estropear la decoración de tu casa. Las blancas suelen utilizarse más en aquellos espacios donde vayas a realizar tareas que necesiten de mucha iluminación, como pueden ser la cocina o el despacho, mientras que las amarillas nos permitirán conseguir ambientes más íntimos en dormitorios o el salón.
  3. En el recibidor, que es un espacio bastante pequeño, no hay que cometer el error de iluminarlo en exceso. Podría resultar demasiado cargante ya que se trata de la primera luz que recibimos nada más entrar en casa. Es mejor optar por una luz más cálida y acogedora.
  4. En el caso de que tengas niños pequeños en casa deberías de adaptar la iluminación a sus necesidades. Lo adecuado es colocar luces secundarias tenues y muy suaves, que les evite pasar miedo y que además resultarán muy útiles para los bebés en sus primeros meses de vida.

Fuente.